Fue construido en el año 1989 por el ayuntamiento de Ansó y a día de hoy sigue siendo propiedad del ayuntamiento. El refugio se encuentra en el valle de Ansó a 20 km del pueblo de Ansó. Enclavado en el parque natural Valles Occidentales. Lugar que tanto antiguamente como actualmente es también conocido como «el plano de la casa».

Antiguamente el refugio contaba con una única habitación de 70 camas corridas con capacidad total para 100 personas. Actualmente y tras las reformas realizadas en el interior, cuenta con una capacidad total de 76 personas repartidas en 6 habitaciones. El refugio está en constante evolución para adaptarse a las necesidades de los visitantes del refugio.

Durante los años se han ido haciendo «ampliaciones» y mejoras tanto en el interior del refugio como en las cercanias. Actualmente se está llevando a cabo un proyecto muy ambicioso por parte de la Once y el ayuntamiento de Ansó. Y que empezó con la construcción de una senda adaptada para personas con discapacidad.